Main Page Sitemap

Soy mujer busco pareja en ibarra


Segura de que me están gastando la broma del siglo, busco la cámara oculta por todas partes, pero se corta la luz en la zona y quedo a oscuras, igual que mi fama inexistente.
Quiero demoler el colegio.Ilustración de Cartagena con las notas de Leila Guerriero.Pienso: "Es como si me corriera jugo de naranja por las venas".Al día siguiente pasan cosas raras.Los niños de la escuela me despiertan a las seis, cantando un hip-hop que despachurra la letra del himno nacional: "Cesó la horrible noche / La libertad sublime mujer busca mujer valle del cauca / derrama las auroras / de su invencible luz".Frutos extraños es mi último libro, que contiene cuentos de ciencia-ficción (yo no escribo cuentos y que estoy trabajando en la saga: Frutos secos y Frutos rojos.Pero no me importa.Pero dije, simplemente, algo que de todos modos es verdad: que me parecía atroz.
Siento algo parecido al júbilo, un optimismo idiota.
Más tarde le cuento.
Me acuesto de madrugada.Llovía cuando de trabajo de la búsqueda de sexo di una conferencia, y llovía cuando, al terminar, un hombre del público me preguntó qué pensaba de los periodistas que pierden la vida chat con mujeres casadas de buenos aires haciendo lo que hacen.El centro histórico es pequeño, hipermaquillado, y nunca comprendí su fama, pero siempre soy feliz en esta ciudad.Lo primero que pienso al llegar en enero de 2015 a Cartagena, Colombia, para participar de un festival literario, es "al fin un viaje al calor".Mi entrevista autohumillante y nos reímos como hienas.Me propuso saltar desde un mangrullo hacia la arena y lo hice con tanto entusiasmo y tantas veces que se me rompieron los tacos de las dos botas.He estado aquí muchas veces.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap